Inicio | > Salas de exposiciones de la Coracha

Salas de exposiciones de la Coracha

LAS SALAS DE LA CORACHA DEL MUPAM DESCUBREN A UN BIGAS LUNA ARTISTA MÁS ALLÁ DEL CINE

La exposición, que muestra esta faceta hasta ahora inédita del cineasta, comienza en Málaga su itinerancia y podrá visitarse hasta el 30 de abril

 

22/02/2017.- La exposición El “otro” Bigas Luna (La seducción de lo tangible) en las Salas de La Coracha del MUPAM, organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga con la colaboración de La Casa Amarilla, ofrece al público por primera vez una aproximación global a la totalidad de las prácticas artísticas (performance, fotografía, instalaciones, dibujo, pintura…) que cultivó el famoso cineasta a lo largo de toda su trayectoria vital a través de un recorrido multidisciplinar por más de un centenar de obras seleccionadas de su enorme y sorprendente colección particular. Esta exposición ha sido presentada este mediodía por la concejala de Cultura, Gemma del Corral; la viuda de Bijas Luna, Celia Orós; y la comisaria de la muestra Raquel Medina de Vargas.

 

El “otro” Bigas Luna (La seducción de lo tangible)  va a servir de prólogo al MaF y además permanecerá coincidiendo con la 20ª edición del Festival de Málaga. Cine en español. Concretamente, esta exposición podrá visitarse hasta el 30 de abril de martes a domingo de 10.00 a 14.00  y de 17.00 a 20.00 horas. Además, se ha editado un libro-catálogo titulado “El otro Bigas Luna, la seducción de lo tangible” de Raquel Medina de Vargas con prólogo de Carles Sans, de El Tricicle.

 

Sobre la obra de artes plásticas de Bigas Luna, la comisaria, Raquel Medina de Vargas, señala que “se trata de una actividad sólida e intensa que refleja su imaginario más genuino. No era una mera afición, de hecho precede a la labor cinematográfica por la que es mundialmente reconocido, ya que se inicia en los años setenta cuando desde el mundo del diseño de vanguardia pasa al de activo artista conceptual. Su legado en este campo suma miles de obras metódicamente realizadas en series, la gran mayoría totalmente inéditas ya que prefirió mantener esa labor en el territorio de lo íntimo. Sin embargo, desde los años 90 quiso reivindicarse en la total promiscuidad de sus lenguajes creativos  (“más que como director de cine me considero un artista”) en la insólita fusión de sus pinturas con sus viejos guiones y notas de sus rodajes, y poner en valor esta otra faceta que cultivó constantemente, incluso en viajes, rodajes y habitaciones de hotel y que siempre consideró fundamental en su desarrollo personal; y es que frente a ese cosmos mágico y etéreo del séptimo arte, también necesitaba experimentar la sensualidad de la imagen tangible”.

 

Transcurridos 4 años de su muerte, la exposición y el libro que la acompaña van a revelar al gran público ese “otro” Bigas que “resulta imprescindible para entender el controvertido y apasionante personaje en toda su dimensión vital y creativa”, sostiene la comisaria. Málaga es la primera de las paradas de esta muestra que será itinerante